Post

Conocimiento Libre

Posted on 1 Agosto 2007 in Filosofando - Reflexiones by admin

Es curioso ver como el conocimiento, que ha sido un bien de la humanidad hasta hace relativamente poco tiempo, está intentando recuperar de nuevo lo que legítimamente le pertenece: su libertad. Y es que los seres humanos podemos aprender y enseñar nuestros conocimientos siempre que tengamos libertad para hacerlo.

Es tan solo una cuestión de tiempo, es algo inevitable. En un mundo en el que la información fluye a toda velocidad (toda la que te da tu ADSL/Cable) parece imposible que la presa de contención imaginaria llamada Ley de Propiedad Intelectual (LIP) que levantamos hace décadas resista esta corriente embravecida.

Las leyes de propiedad intelectual protegen las obras literarias, artísticas y científicas, siempre que sean originales y de ellas derivan las patentes y los derechos de autor. Ambas intentan conseguir que se respeten los derechos morales del inventor/autor sobre su obra (ser reconocido autor de una obra, elegir la manera en que se distribuirá ó impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella) y los derechos patrimoniales (derechos de explotación sobre la obra o invento=$$$). En la práctica lo que hacen es frenar el progreso y contribuir al enriquecimiento personal y no al colectivo.

Cada vez son más los movimientos que intentan promover los derechos morales pero no los patrimoniales: como ejemplo tenemos el movimiento del software libre, el de open source y las licencias creative commons. Establecen que el autor sea reconocido como tal y le dan la potestad de elegir bajo que términos serán utilizadas sus obras por otros y a la vez promueven que sean distribuidas y modificadas libremente.

Son estos los valores que me interesan, los que pretenden enseñar estilos de vida que sean beneficiosos para la sociedad en su conjunto, que potencien ser buenos ciudadanos (cooperar con aquellos que necesiten nuestra ayuda) y esto ayudaría a que la sociedad en su conjunto se librara del dominio (y abuso) de las megacorporaciones, que son el verdadero cáncer de la sociedad. Las megacorporaciones presionan para que no se ponga freno al crecimiento sostenido y no se apliquen políticas de crecimiento sostenible. Fomentan el negocio de la guerra creando desestabilidad política y aprovechándose de estas situaciones, cuando no de la venta de armas. Fomentan el empleo precario, la neo-esclavitud en los países en vías de desarrollo, las deslocalizaciones en países desarrollados. Influyen en la opinión pública desinformando o desviando la atención.

El conocimiento nos hará libres.

PD: En próximas entradas intentaré presentar casos reales en los que el conocimiento libre ha supuesto también beneficios económicos al autor que así podrá seguir creando y distribuyendo conocimiento al conjunto de la sociedad.

PD2: Se que he estado ausente demasiado tiempo, a veces pasa que sin saber porque las cosas dejan de tener sentido y falta la motivación.